Tratamiento del trastorno obsesivo

El método de tratamiento que más éxito tiene es el combinado, en donde se trata al paciente con fármacos a la vez que se le ayuda con psicoterapia.

Es importante reconocer que el T.O.C. no es “culpa” de la persona afectada a la vez que el familiar ha de saber que no es el causante del trastorno; éste no está originado por una determinada educación, si bien los padres que lo sufren temen enseñar los síntomas a sus hijos.

Aunque la genética parece desempeñar un papel en el T.O.C. y los hijos imitan a los padres, no es posible aprender la ansiedad que acompaña al trastorno de los padres.

Actualmente, la mejor explicación general es una predisposición genética en la que muy probablemente esté implicado el neurotransmisor serotonina.

Ciertos valores, la ética y las creencias personales pueden contribuir, pero los padres no causan el TOC, aunque sí pueden aprender a participar eficazmente en su tratamiento y a desempeñar un papel crucial facilitando mejoras funcionales y evitando la persistencia de los síntomas. Como familiar, se pueden aprender conductas de apoyo que alejen al afectado de las compulsiones e influir en la mejora de los síntomas.

Las personas con el trastorno suelen sentir ansiedad sobre sus pensamientos cuando los interpretan como peligrosos. Estos pensamientos pueden dar lugar a una incertidumbre debilitante que la persona repite una y otra vez. En el tratamiento, la terapia cognitiva se realiza en combinación con la exposición y prevención de respuesta. A los pacientes que crean una categoría de escenarios que le causan angustia se les pide que presten particular atención a los pensamientos y sentimientos relacionados con estas situaciones.

En la terapia cognitiva, la atención se centra en cómo los participantes interpretan sus obsesiones: lo que creen o suponen que es verdad acerca de ellos, cuál es su actitud y por qué piensan que tienen esas obsesiones. Si una persona teme dar la mano puede creer que con este acto va a pasar o pasarle gérmenes que pueden ocasionar una enfermedad. La interpretación de este temor puede ser refutada y reinterpretarse de forma que estrechar la mano ya no sea vista como una actividad de alto riesgo. El logro de estos resultados lleva tiempo, pero puede proporcionar un alivio eficaz.

También ayudará a identificar y volver a evaluar las creencias sobre las consecuencias potenciales de participar o no en una conducta compulsiva y trabajar hacia la eliminación de este comportamiento. Una herramienta que se utiliza en la terapia para ayudar a la gente sería identificar, desafiar e interpretar en positivo sus pensamientos intrusivos.

Pese a que estos pensamientos tan molestos para las personas con el trastorno son comunes para la mayoría de nosotros, esas personas experimentan un malestar excesivo, por miedo a que suceda una catástrofe y les resulta más difícil rechazar ese tipo de pensamientos. Los investigadores del campo cognitivo están estudiando los fenómenos cognitivos (creencias, memoria, procesamiento de la información, actitudes, percepciones) para distinguir los procesos de razonamiento obsesivo-compulsivo de las formas comunes de pensamiento.

Sobre Trastornos de la personalidad

Trastorno paranoide de la personalidad. Trastorno esquizoide de la personalidad. Trastorno esquizotípico de la personalidad. Trastorno antisocial de la personalidad. Trastorno límite de la personalidad. Trastorno histriónico de la personalidad. Trastorno narcisista de la personalidad. Trastorno de la personalidad por evitación. Trastorno de la personalidad por dependencia. Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad... Causas, síntomas, tratamientos, ayuda, centros, profesionales, etcétera.

Suscribirse

Siga cómodamente desde su buzón de correo electrónico todas nuestras actualizaciones.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Para evitar abusos, por favor, resuelva la siguiente operación, gracias: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Leer más
Trastorno obsesivo-compulsivo

El trastorno de la personalidad obsesiva-compulsiva es un trastorno de personalidad caracterizado por un patrón general de preocupación por el...

Cerrar