Trastorno paranoide de la personalidad

Siguiendo los criterios definidos en el DMS IV: La palabra personalidad describe las pautas profundamente arraigadas de comportamiento y la manera en que los individuos perciben, representan y piensan sobre sí mismos y su mundo.

El trastorno paranoide de la personalidad es una tendencia injustificada a interpretar las acciones de otras personas como deliberadamente amenazantes o degradantes. El trastorno, que aflora a los primeros años de la edad adulta, se manifiesta por un sentido omnipresente de desconfianza y recelos injustificados propios de malas interpretaciones o percepciones equivocadas de las intenciones de los demás dándolas casi siempre como maliciosas. Tienen dudas injustificadas sobre la “lealtad” de sus amigos o la fidelidad de su pareja y les cuesta aceptar que se equivocan. Su problema les lleva, incluso, a mostrar reticencia a confiar en los demás por temor injustificado a que la información que compartan vaya a ser utilizada en su contra, lo que le dispondrá a reaccionar con ira o a contraatacar.

Suelen aparentar frialdad, pero en realidad sólo es un intento de evitar que los demás conozcan sus puntos débiles y puedan aprovecharse de ello; son muy rencorosos, y nunca olvidan un insulto o una crítica pudiendo albergar resentimientos sin fundamento durante un largo período de tiempo.

Las personas con un trastorno paranoide de la personalidad suelen ser incapaces de reconocer sus propios sentimientos negativos hacia los demás pero, por lo general, no pierden el contacto con la realidad.

Causas
No se conocen las causas específicas del trastorno. Parece presentarse, sin embargo, en familias con antecedentes de padecer trastornos psicóticos como esquizofrenia o trastornos delirantes lo que podría sugerir que los genes tienen algo que ver en el desarrollo del problema. Puede también deberse a experiencias negativas durante la infancia con una atmósfera doméstica negativa y con episodios de extrema tensión que provoca inseguridad en el niño.

Las consecuencias sociales llegan a ser graves: rupturas familiares y con amigos, pérdida de empleo, vivienda, etcétera.

Tratamiento
El tratamiento del trastorno puede ser muy eficaz por lo que hace al control de la paranoia, pero quizá la persona experimente sentimientos de recelo contra el médico o terapeuta, lo que, sin duda, afectará al normal desarrollo de la terapia y posterior recuperación. Sin tratamiento, esta enfermedad puede ser crónica. Tanto la medicación como la terapia irán dirigidas a aliviar los síntomas del trastorno.

Los programas de autoayuda, a las familias y asistencia profesional ejercen un complemento ideal para que tanto las personas afectadas como su entorno comprendan el problema.

Psicoterapia. La psicoterapia es el método más prometedor del tratamiento. Las personas que padecen el trastorno tienen profundos problemas que requieren terapia intensiva. Por supuesto, la relación terapeuta-cliente es fundamental en este tipo de terapias, aunque por la índole misma del trastorno es difícil establecerla debido a la suspicacia que genera el trastorno. Tan complicado resulta iniciar el tratamiento como mantenerlo el tiempo suficiente, incluso después de conseguir un nivel suficiente de confianza.

La proyección a largo plazo para las personas con trastorno paranoide de la personalidad es un tanto confuso, ya que la mayoría de los pacientes experimentan algunos de los síntomas más sobresalientes durante toda su vida y requieren tratamiento constante.

Medicación. En general, los medicamentos para el trastorno paranoide de la personalidad pueden contribuir a una mayor sensación de duda en el paciente lo que, en algunos casos, podría favorecer su retirada de la terapia. En condiciones específicas del trastorno, tales como ansiedad severa o delirio serán especialmente beneficiosa con el fin de evitar agitaciones severas o pensamientos delirantes que pueden derivar en autolesiones o en el daño a otros. Los medicamentos prescritos para condiciones precisas deberán consumirse siempre bajo control médico.

Sobre Trastornos de la personalidad

Trastorno paranoide de la personalidad. Trastorno esquizoide de la personalidad. Trastorno esquizotípico de la personalidad. Trastorno antisocial de la personalidad. Trastorno límite de la personalidad. Trastorno histriónico de la personalidad. Trastorno narcisista de la personalidad. Trastorno de la personalidad por evitación. Trastorno de la personalidad por dependencia. Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad... Causas, síntomas, tratamientos, ayuda, centros, profesionales, etcétera.

Suscribirse

Siga cómodamente desde su buzón de correo electrónico todas nuestras actualizaciones.

Una opinión en Trastorno paranoide de la personalidad

  1. Olivia marzo 20, 2013 at 10:24 pm #

    Buen día, radico en Monterrey, por favor oriénteme a dónde acudir, tengo un niño de 12 años que detecto en su comportamiento problemas, de estar bien cambia a enojo grave, hay ocasiones que siento miedo de sus reacciones. Es muy importante saber dónde acudir para que le realicen los estudios pertinentes. Agradezco de antemano la orientación. A sus órdenes Olivia.

Deja un comentario


− 5 = cuatro