Trastorno histriónico de la personalidad

Siguiendo los criterios definidos en el DMS IV: Las personas con este trastorno suelen ser exageradas en la forma de expresar sus emociones y han de ser en todo momento el centro de atención.

Es por ello que les preocupa tanto la opinión de los demás y buscan su halago y aprobación, intentando que tanto su comportamiento como apariencia tengan una forma seductora. En caso de no conseguirlo, demuestran su disgusto e incomodidad. Son impulsivas y poco tolerantes a la frustración. Su estilo cognitivo es extremista (blanco o negro) y la forma en que se comunican suele carecer de detalles y tiende siempre a la exageración.

Otras características pueden ser:

-Una expresión emocional superficial y rápidamente cambiante, además de teatralidad y autodramatizaciones de orden emotivo.

-La utilización permanente del aspecto físico para llamar la atención sobre sí mismo.

-Una forma de hablar excesivamente subjetiva y carente de matices.

-Carácter altamente sugestionable e influenciable por los demás y las circunstancias.

-Creencia de que sus relaciones son más íntimas de lo que son en realidad.

Suele haber correspondencias entre el trastorno histriónico, antisocial y de somatización, de manera que estos tres trastornos se superponen. Algunos investigadores consideran que es posible que las personas histriónicas desarrollen una personalidad antisocial, si son hombres, y un trastorno por somatización, si son mujeres.

En líneas generales, este trastorno suele consistir en una exageración de los roles sexuales tradicionales de hombre o mujer. Es decir, una feminidad extrema, en el caso de las mujeres, o una masculinidad extrema, desde los puntos de vista más tradicionales.

En algunos casos, las personas con trastorno histriónico de la personalidad pueden tener tendencias suicidas, sobre todo tras una ruptura. No obstante, la mayoría de los intentos suicidas no suelen poner en peligro sus vidas y acostumbran a producirse después de un acceso de cólera o depresión. Los trastornos de pánico con o sin agorafobia son otras de las complicaciones más frecuentes que acompañan a este trastorno. También puede darse alcoholismo o abuso de otras sustancias tóxicas, trastorno por somatización y psicosis reactiva breve.

Debido a que le atraen las novedades y la excitación que producen, es fácil que se implique en situaciones de riesgo que deriven en una posible depresión.

Sobre Trastornos de la personalidad

Trastorno paranoide de la personalidad. Trastorno esquizoide de la personalidad. Trastorno esquizotípico de la personalidad. Trastorno antisocial de la personalidad. Trastorno límite de la personalidad. Trastorno histriónico de la personalidad. Trastorno narcisista de la personalidad. Trastorno de la personalidad por evitación. Trastorno de la personalidad por dependencia. Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad… Causas, síntomas, tratamientos, ayuda, centros, profesionales, etcétera.

Suscribirse

Siga cómodamente desde su buzón de correo electrónico todas nuestras actualizaciones.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Para evitar abusos, por favor, resuelva la siguiente operación, gracias: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Leer más
Tratamiento del trastorno por evitación

Cuando un paciente con este trastorno recurre al tratamiento, lo más habitual es que lo haga por otros trastornos asociados,...

Cerrar