Causas de la esquizofrenia

Las causas de la esquizofrenia siguen siendo confusas. Existen teorías genéticas (herencia), biológicas (desequilibrio en la bioquímica del cerebro) y posibles infecciones virales y trastornos de inmunidad:

Genéticos y ambientales.- Desde hace algún tiempo los científicos que han investigado en este campo suelen coincidir en encontrar el problema en familias. La enfermedad ocurre en el 1% de la población en general pero aumenta al 10% en afectados cuyos familiares más cercanos (padres, hermanos o hermanas) la padecen. El riesgo es mayor en gemelos. Por supuesto, heredamos genes de nuestros padres y los científicos han investigado sobre la existencia de genes que unidos al riesgo de padecer esquizofrenia originarían su desarrollo.

En recientes estudios se ha llegado a la conclusión de que, en parte, ciertos genes originan una función química errónea en el cerebro. La investigación de estos genes está todavía en curso por lo que todavía no puede facilitarse más información y sobre una posible predicción del desarrollo de la enfermedad.

Es probable que no sean únicamente los genes los causantes del trastorno. Muchos factores ambientales pueden estar implicados, como la exposición a virus, la desnutrición antes del nacimiento, problemas durante el parto y otros factores psicosociales que aún no se conocen.

Biológicas (inestabilidad en la bioquímica del cerebro).- El desequilibrio en las reacciones químicas complejas del cerebro en las que involucren los neurotransmisores como dopamina, glutamato y otros juegan su papel en la esquizofrenia. Los neurotransmisores son sustancias que permiten a las células cerebrales comunicarse unas con otras.

También, pueden apreciarse pequeños cambios cerebrales en pacientes con esquizofrenia en comparación con personas que no la padecen en las pequeñas cavidades o ventrículos en el centro del cerebro, que suelen ser de mayor tamaño en afectados de esquizofrenia. Los cerebros de estos pacientes también acostumbran a presentar inferior materia gris, así como una mayor o menor actividad en algunas áreas cerebrales.

Los estudios de tejido cerebral realizados en autopsias ponen también de manifiesto diferencias entre los cerebros de las personas con esquizofrenia y de personas sin el problema, así como pequeños cambios en las características de las células acaecidas probablemente antes del nacimiento por fallos en su conexión.

El problema no aparece hasta la pubertad, ya que el cerebro sufre cambios importantes durante esa etapa de la vida en la que se desencadenan los síntomas psicóticos. El desequilibrio de estos neurotransmisores afecta la manera en que el cerebro de una persona reacciona ante los estímulos, lo que explica por qué una persona con esquizofrenia puede verse perturbada por la información sensorial que recibe (ya sea música ruidosa o luces brillantes) y que la mayoría de las personas puede controlar fácilmente. Este problema para procesar diversos sonidos, olores, etc., puede también dar lugar a alucinaciones o ideas delirantes.

Sobre Trastornos de la personalidad

Trastorno paranoide de la personalidad. Trastorno esquizoide de la personalidad. Trastorno esquizotípico de la personalidad. Trastorno antisocial de la personalidad. Trastorno límite de la personalidad. Trastorno histriónico de la personalidad. Trastorno narcisista de la personalidad. Trastorno de la personalidad por evitación. Trastorno de la personalidad por dependencia. Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad... Causas, síntomas, tratamientos, ayuda, centros, profesionales, etcétera.

Suscribirse

Siga cómodamente desde su buzón de correo electrónico todas nuestras actualizaciones.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Para evitar abusos, por favor, resuelva la siguiente operación, gracias: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Leer más
Trastorno de personalidad por evitación

Se trata de un trastorno cuya principal característica es un patrón generalizado de inhibición social; sentimientos de inadecuación; hipersensibilidad a...

Cerrar